Guacamole casero. Las recetas

Cómo hacer guacamole

Guacamole. Receta fácil

El guacamole es una salsa que permite infinidad de elaboraciones diferentes, pero también ingredientes, por lo que actualmente podemos encontrarnos con la receta de guacamole tradicional como base, y muchas otras variedades utilizando otros ingredientes y sorprendiendo los paladares de todo el mundo.

Para preparar esta elaboración gastronómica necesitaremos:

Guacamole. Receta fácil
  • 3 aguacates maduros de tamaño grande.
  • 1 tomate de tamaño grande-
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 cebolla de tamaño mediano.
  • El zumo de una lima.
  • Un chile.
  • Cilantro fresco.

Modo de elaboración

Abriremos los aguacates con un cuchillo, le sacamos el hueso y con una cucharilla de café le iremos sacando toda la pulpa poco a poco y dejándola en un mortero y por encima de toda la pulpa le echaremos el zumo de lima para que la fruta no se oxide y se quede de color oscuro.

Pelaremos bien los dientes de ajo, los picaremos lo más menudo que podamos y los pondremos dentro del mortero. Por otro lado pelamos la cebolla y la trituraremos bien.

El tomate lo lavaremos, lo cortaremos en cuartos y le retiraremos las pepitas. En este caso podemos hacer dos cosas, o bien cortarlo en trozos pequeños o pelarlo antes y después cortarlo en parques pequeñas, a nuestro gusto.

También trocearemos el chile y el cilantro y lo añadiremos en el mortero, donde iremos machacándolo todo poco a poco y procurando que todo se mezcle de una manera homogénea. La razón del por qué hacerlo en un mortero es porque así se notarán los trozos de tomate, cebolla, etc.

Si no tenemos mortero o el guacamole nos gusta con textura cremosa, lo que debemos hacer es utilizar una batidora o un robot de cocina para dejarlo con esa textura.

Consejos

Para picar bien la cebolla podremos utilizar una mandolina, con lo que iremos mucho más rápido, y con seguridad. Para triturar el ajo, podemos meterlo en un picador de ajos, es lo más sencillo, seguro y rápido.

Si el chile resulta demasiado picante se puede cambiar por echarle unas gotas de tabasco, pero sin echar demasiado, lo que interesa es que haya cierto equilibrio entre los sabores de todos los ingredientes y no queremos que haya uno que predomine sobre el resto.

El cilantro debe ser fresco siempre y si no hay, se puede utilizar cebollino, le da un sabor fresco y natural, pero siempre debemos intentar que la hierba principal sea el cilantro, como en la receta original.